Reseña
Vinos selectos mexicanos distribuidos por Grupo Ferimp

La noche del 25 de septiembre, socios-lectores del periódico El Economista vivieron un concierto patrio mexicano que integró la belleza arquitectónica del restaurante Tetetlán con vinos y platillos del país

LEOPOLDO TREJO
EL ECONOMISTA
Inmersos en un concierto de belleza arquitectónica, sabores y aromas exquisitos de bebidas y platillos, los socios de El Economista Club tocaron el cielo gastronómico, experiencia sustentada por una arquitectura que invita a la soledad, al silencio, a la intimidad, a la reflexión; es ideal para quien no teme ni rehúye el silencio.

La cata-maridaje de la velada del miércoles 25 de septiembre resultó así, excelsa, premium, gracias a la gastronomía y arquitectura mexicanísimas, donde el inmueble inspirado en el arquitecto Luis Barragán invita a la serenidad, a la alegría y al respeto por el entorno. 

Esa noche, el restaurante Tetetlán fue el anfitrión, ubicado en Jardines del Pedregal de San Ángel, al sur de la Ciudad de México, una zona a la cual Luis Barragán le imprimió su sello arquitectónico, y de la que dijo: “En la vasta extensión de lava al sur de la ciudad, me dispuse, sacudido por la belleza de este viejo paisaje volcánico a construir jardines, plazas, parques y casas humanas, sin destruir su maravilloso entorno”.

Los muros de piedra sin aplanar del inmueble, otrora Casa del Pedregal, así como su piso de vidrio que respeta el relieve volcánico fueron testigos mudos de la degustación de cuatro vinos hechos en el Mediterráneo mexicano por las bodegas Montefiori, Quinta Monasterio, Casa de Piedra y Norte 32. La cata-maridaje fue coordinada por el sommelier holandés Ronnie Hulshof, un amante de lo mexicano del Grupo Ferimp, distribuidora que puso el vino en la mesa, en esa velada.

El sommelier siguió el protocolo tradicional de toda cata–maridaje: vista, nariz y boca; advirtió que la degustación constata las dos fases previas, una experiencia que inició con un rosado de la bodega Montefiori, de varietal 100% sangiovese, ideal para abrir el apetito, de poco cuerpo y astringencia, que los socios percibieron como un vino rico, ligero que armonizó con el laminado de totoa fresca. ¿El resultado? Un maridaje fino y elegante.

En el segundo tiempo se elevó la intensidad con el primer tinto de la velada, de la bodega Quinta Monasterio, añejado 12 meses en barricas de roble francés y estadounidense, hecho 100% con tempranillo, la uva emblemática de España y La Rioja, el cual se maridó con una tostada de maíz orgánico, setas, mole con mizo y queso parmesano. “Este vino exige alimento, no se puede beber solo”. Hubo armonía picosita de la que los socios dijeron: “Como para chuparse los dedos”.

El Vino de Piedra fue el tercero de la noche, de la bodega Casa de Piedra, hecho con uvas cabernet sauvignon, por el enólogo Hugo D'Acosta, considerado como el padre del vino mexicano, pues es forjador de enólogos aztecas. A los socios, el maridaje les resultó intenso, rico, pero más agresivo, más ácido que aguanta el picante. La sal y el vino jugoso hicieron armonía. Este vino exige alimento, esta vez con tasajo con frijol y mole negro.

Los socios se mostraban entusiasmados, emocionados, con ganas de que nunca se terminara la degustación, pero llegó el momento de "la última y nos vamos". El maridaje concluyó con el vino Tiziano 100% cabernet sauvignon, de la bodega Norte 32, con 13 meses en barrica, un vino de alta gama, con taninos muy marcados, maridado con lechón confitado, aderezado con salsa hormiga chicatana; hicieron perfecta armonía.

Al final, Jessica Cerón, socia de El Economista Club, empresaria, expresó que fue una experiencia exquisita, con buen gourmet, buenos vinos mexicanos y buenos platillos. Para Jacobo Rodríguez, economista, también socio del periódico, sostuvo que esa noche se llenó de cultura y gastronomía. En tanto, Priscila Santillana, economista asidua a la lectura de política, dijo que le gustó lo mexicano, expresado por el lugar, los platillos y el vino. La velada fue rica, productiva, nacional y con sabores nuevos en vinos y alimentos. ¡Hasta la próxima!
[email protected]

CALIFICA ESTE BENEFICIO
 

Eventos y Promociones

¡Disfruta esta gran conferencia!
¡No te pierdas este gran Show!
¡Disfruta esta obra desde la comodidad de tu casa!